Tipos de cubiertas para naves industriales ¿Cuál me conviene más?

La nave industrial es una edificación importante dentro de los bienes y la producción industrial. En este ámbito, la elección correcta de los tipos de cubiertas para naves industriales es decisiva a la hora de afrontar un buen funcionamiento de la empresa o o a la hora de reparar una nave industrial.

Tipos de cubiertas para naves industriales

Los diferentes tipos de techos se pueden clasificar en 4 tipologías básicas que resumimos a continuación:

Cubiertas tipo Sándwich

Se componen de una cubierta doble o sándwich. Pueden tener dos placas con fibra de cemento o dos chapas de metal (superior e inferior) divididas por un aislamiento que suele ser de poliestireno, poliuretano, lanas o fibra de vidrio. El tipo de cubierta sándwich puede usarse para rehabilitar techos de naves, sin necesidad de retirar o remover la estructura antigua.

Para su montaje se pueden colocar las planchas inferiores metálicas sobre las correas estructurales tapándolas. Esto crea un falso techo de correas visibles. Los tipos de estructuras con formas de emparedado son muy comunes de encontrar en todo tipo de naves industriales. Abundan los tipos de formas trapeciales rellenas de lana de vidrio.

Existe un modelo «in situ» que son dos chapas de acero con manta aislante de fibra de vidrio. Este sistema no necesita la instalación de falsos techos debido a su excelente acabado. Las chapas pueden fijarse con tornillos especiales para perforar chapas de 0.6 mm.

Cubiertas autoportantes

La cubierta autoportante isostática se define con mucha precisión para fijar bien la distribución de las cargas. El tipo de cubiertas autosoportadas lo componen cerramientos adaptados para distribuir de manera uniforme la tensión climática o térmica de cualquier naturaleza.

Hay que tener en cuenta que los sistemas tradicionales no reparten las cargas de manera uniforme a los cimientos y las tensiones pueden generar grietas. Los acabados de las cubiertas autoportantes están diseñados para canalizar las aguas de lluvia eficazmente, favorecer el desalojo de la capa de nieve y soportar mejor las ráfagas de viento.

Cubiertas tipo Deck

Están formadas por un soporte base que puede ser chapa perfilada más un aislamiento térmico y un sistema de impermeabilización al que se le puede añadir una protección pesada.

Para este sistema es importante elegir y preparar el perfil metálico con el que se va a obtener el resultado apropiado. La cubierta Deck es de montaje rápido y se adapta bien a cualquier morfología constructiva, esto se debe a que sus materiales son fácilmente moldeables.

Son cubiertas ideales en zonas donde se precisa una cierta pendiente con resultados muy satisfactorios de estanqueidad.

Cubiertas simples

Como su nombre indica, solo una chapa de metal cubre la superficie del techo. Su uso está extendido en la agricultura o para cubiertas temporales cuando se inician las reformas de una vivienda o nave industrial.

Hoy día, las chapas metálicas tienen una amplia diversidad de productos que se adaptan bien a los requerimientos de diseño. Los espesores y dimensiones de las chapas varían en función de los requerimientos técnicos del local, la vivienda o la nave.

El material que suele componer las cubiertas simples es el acero galvanizado, con una terminación en color de fácil montaje y reparación.

> En qué consiste la rehabilitación estructural de un edificio

¿Cual es la mejor cubierta para una nave industrial?

Cada tipo de cubierta está diseñada para unas especificaciones técnicas determinadas y su elección dependerá en gran medida de las necesidades requeridas por la empresa o el particular. Entre las cubiertas más solicitadas del mercado está la de tipo sándwich, que es una solución constructiva muy demandada por los motivos que vamos a nombrar a continuación:

Su instalación es sencilla y rápida, con elementos relativamente livianos que, además, podemos personalizar. Se puede elegir entre diferentes colores, definir el espesor de las láminas y su anchura.

No son cubiertas muy costosas, ya que durante su instalación permite un mayor espacio entre láminas con el consiguiente ahorro estructural.

En cuanto a propiedades, las características que definen este producto como altamente demandado son las siguientes:

Consigue un buen aislamiento térmico debido a un bajo coeficiente de conductividad térmica. Su cobertura se encarga de mantener bien las propiedades aislantes, siendo un techo que goza de una buena impermeabilidad. Es una cubierta que, si se instala como es debido, logra unas condiciones de estanqueidad buenas y perdurables, ya sea para agua, aire o vapores.

Los paneles sándwich con interior de lana de roca tienen propiedades ignífugas, no arden, no provocan humos y aíslan térmicamente del exterior. También tienen propiedades de aislante acústico cuando una de las caras se perforada.

cubiertas industriales lovicon

Como elegir la cubierta de una nave industrial

Cuando nos planteamos elegir un tipo de cubierta, debemos tener presente el tipo de ambiente que nos rodea, la actividad que vamos a ejercer y qué posibilidades económicas existen realmente. Las ventajas que presentan los tipos de cubiertas a la hora de elegir cuál se adapta mejor a nuestras posibilidades son las siguientes:

Ventajas de las cubiertas Sandwich

1. Son buenos recubrimientos para controlar la temperatura interior y reducir las fugas de frío o calor.

2. Buena capacidad para absorber las ondas acústicas. Esto se traduce en menos ruido tanto dentro de la nave como fuera de la misma.

3. Ideal para reformas donde no queramos remover el antiguo techo existente.

Ventajas de las cubiertas Deck

1. Excelente impermeabilización sin tener que depender de muchas juntas y puentes térmicos de diversa índole.

2. Se adaptan bien a todo tipo de formas y gozan de un montaje simple. Fáciles para incluir claraboyas, climatización y otros elementos.

3. Este modelo se usa, sobre todo, cuando tenemos valores de pendiente inferiores al 3 %.

4. Son más ecológicas y fácilmente reciclables.

Ventajas de las cubiertas autoportantes

1. Son más ligeras y permiten que los tiempos de obra se reduzcan.

2. Vienen mejoradas para el deslizamiento de aguas pluviales, nieve, tienen una gran resistencia al viento agentes atmosféricos.

3. Gozan de un importante aislamiento térmico y acústico.

Ventajas de las cubiertas simples

1. Solución más económica que las anteriores.

2. Buena estanqueidad, de fácil montaje y duradera.

Como verás, la elección de los tipos de cubiertas para naves industriales dependerá básicamente de las necesidades de la propia actividad industrial, el ambiente que rodea a las instalaciones y la inversión que se pretenda realizar.

Si necesitas más información o ayuda sobre construcción industrial, no dudes en contactar con Lovicon Murcia.

Compartir:
2019-04-26T08:57:08+00:00

One Comment

  1. Iván 3 junio, 2019 at 7:26 am - Reply

    Muy completo el artículo.

Leave A Comment